LA TÉCNICA GREB II

Lo que queremos en este post es describir la construcción con el sistema greb sin ahondar en datos técnicos ni cálculos estructurales, pero por supuesto que para construir con este sistema los vamos a necesitar. Dicho esto, vamos al meollo de la cuestión:

Lo primero que debemos hacer es separarnos del terreno y su humedad, para ello construiremos un sobrecimiento de al menos 40cm y sobre él colocaremos una lámina impermeable (esto serán nuestras “botas”)esquema greb

Después anclaremos los dos durmientes al sobrecimiento separados por sus caras exteriores dos espesores de listón, más un alto de alpaca más 2 cm de juego (Ej: 2 x 4cm + 35 cm + 2 cm= 45 cm).

Para asegurarnos de que los dos durmientes están a la misma distancia interpondremos travesaños horizontales, que además servirán de atado.

A los durmientes atornillaremos los montantes separados a ejes 60 cm, colocados con su ancho en el sentido longitudinal del muro.

En la parte superior atornillaremos la viga o carrera colocada de canto y de nuevo arriostraremos con travesaños horizontales.

Con esto, tenemos realizada la estructura de la 1º planta, sobre la que colocaremos la estructura de cubierta (o las vigas del forjado si es de 2 plantas, para después repetir el proceso). Por supuesto, durante el proceso tendremos que nivelar y aplomar continuamente. Además hay que prestar especial atención a algunos detalles, hay que reforzar esquinas, puertas, ventanas, apoyos de cumbrera y otros puntos de gran carga.

Una vez realizada la estructura, procederemos a colocar las alpacas en el interior del entramado. Antes habremos vertido mortero greb en el espacio entre los durmientes.

Cuando tengamos colocada la primera hilada de paja, ataremos ambos entramados con un listón pequeño o una cinta metálica, clavaremos unas puntas en el perímetro interior del listón (con el fin de aumentar la adherencia del mortero al mismo), limpiaremos bien de restos de paja y encofraremos.

¡¡Ha llegado el momento de hacer masa!! La receta lleva:

  • 1 parte de cal: mejor si es hidráulica, da mayor resistencia (lo que nos viene muy bien ya que colabora con la estructura) y endurece en presencia de agua (lo que también nos viene muy bien ya que el mortero se vierte bastante líquido)
  • 1 parte de cemento: mejor si es blanco (ya explicaremos porqué). Como fragua y no carbonata aumenta la velocidad del endurecimiento y, por tanto, del desencofrado.
  • 3 partes de arena: la silícea le va muy bien a la cal..
  • 4 partes de serrín: aligera el mortero y aumenta la higroscopicidad del muro.

Hay que verterlo bastante líquido para asegurarnos de que penetra por todo el paño y por las fibras de la paja, pero además vibraremos con una varilla o listón y una maceta de goma dando ligeros golpes sobre el tablero de encofrado.

Pasadas 24 horas podemos desencofrar y repetir el proceso.

Terminadas todas las paredes y la cubierta, la cual deberá tener unos aleros de al menos 50 cm (es nuestro sombrero), realizaremos el acabado exterior e interior. Ya habrá pasado tiempo suficiente de secado, lo ideal es una semana antes de realizar el revoco.

Para el revoco utilizaremos cal y esta vez aérea, no hidráulica y además dispondremos una malla de revoco, ya que en la zona en contacto con la madera pueden aparecer fisuras.

Como veis, con el acabado exterior la planeidad del muro no delata que la casa esté construida con paja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s